Mi Sanación: una experiencia Yo Soy

Compartir

01 marzo 2019/ 342 / 12

Te saludo desde mi corazón,

 

Esta Experiencia Yo Soy es el resultado de lo que ha sido mi proceso personal durante más de 40 años, cientos de experiencias y momentos vividos, miles de emociones experimentadas y un decenar de preguntas que me han llevado al verdadero encuentro conmigo mismo. Y es este camino recorrido el que me permite transmitir este mensaje de amor que he venido compartiendo contigo a través de la terapia que practico, de los talleres, conferencias y conversatorios que realizo, y de los artículos que escribo y que publico en el blog. Hoy quiero contarte cómo fue mi proceso y cómo encontré la respuesta a muchas de las preguntas que me he hecho y que quizá tú también te has hecho, preguntas como las siguientes: ¿quién soy yo y para qué estoy en la Tierra teniendo esta experiencia humana? ¿Cómo puedo transformar mi vida? ¿El sufrimiento es necesario o puedo vivir sin él? ¿Qué sentido tiene que viva situaciones dolorosas? ¿De qué depende que mi vida cambie? ¿Realmente puedo vivir la vida desde el amor?

 

Este proceso consciente de sanación comenzó hace 7 años cuando luego de tomar la decisión de crear mi propio emprendimiento, entré en la peor crisis que hasta el momento he vivido. Fueron 2 años muy difíciles en donde no solo me quedé sin trabajo y sin ingresos, sino que no encontraba respuestas a lo que estaba sucediendo. Pero para sorpresa mía, esos 2 años se convirtieron en una bendición, y la situación pasaría de ser una crisis a la mejor experiencia que he vivido. Fue en ese momento que se dio mi despertar espiritual, y con él la recordación de la Misión que elegí desde el alma. ¿Cómo logré hacer esto en tan poco tiempo? Realmente no sucedió en poco tiempo, me tomó casi 40 años despertar para recordar quién soy yo y por qué estoy en la Tierra viviendo esta experiencia humana. Comencemos…

 

  1. La Crisis: previo a la crisis que tuve hace 7 años, vivía en la desesperanza, en la nostalgia y en el rechazo permanente por las situaciones que se me presentaban, sintiendo que era una víctima de la vida y que no podía cambiarla. Y lo que en ese momento parecía ser un gran emprendimiento laboral, rápidamente se convirtió en uno de los momentos más difíciles que he vivido. No entendía qué era lo que estaba sucediendo y todos los días me preguntaba “¿por qué estoy viviendo esto?”. Y a pesar de que me hacía esta pregunta, nunca encontré la respuesta. Lo único que encontré fue un curso en el que se hablaba sobre varios temas, entre ellos la espiritualidad. Cuando escuché hablar sobre la espiritualidad, algo dentro de mi hizo clic y ¡yo desperté! Y a pesar de que seguía sin trabajo, me sentía mucho más tranquilo y con gran curiosidad por explorar la espiritualidad dentro de mi. Fue así como la crisis pasó de ser un problema, a ser la solución y el camino para encontrarme conmigo mismo.

 

  • Primera toma de consciencia: la espiritualidad no es un concepto, es una experiencia que vivo dentro de mi.

 

  • Primer aprendizaje: no debo resistirme a lo que la vida me muestra, sino confiar en el camino que ella traza para mi.

 

  • Primer mensaje: la crisis es un pretexto para alumbrar la oscuridad dentro de ti.

 

  1. La Pregunta: durante mi crisis conocí la Terapia de Descodificación Biológica, y debo confesar que me encantó por la visión que tiene de la enfermedad, del rol de las emociones y del proceso que cada uno lleva para encontrar su curación. Cuando comencé a formarme en esta terapia, surgió una pregunta que se convertiría más adelante en el corazón de la Experiencia Yo Soy. La pregunta que yo me hacía en ese momento era la siguiente: “¿en dónde convergen la espiritualidad y la vida?” Y a pesar de que no encontraba la respuesta, la pregunta siempre estuvo presente en mi corazón.

 

  • Segunda toma de consciencia: la pregunta está en el centro de la espiritualidad.

 

  • Segundo aprendizaje: si no encuentro respuesta a mi pregunta, no renuncio a ella porque mi alma no se va a oponer al deseo que viene de mi corazón.

 

  • Segundo mensaje: es muy importante conocer cómo hacer las preguntas, porque dependiendo de la manera como lo hagas, vas a apelar a una parte específica de tu Ser. Así que si buscas respuestas profundas, entra en tu corazón y dirige la pregunta a tu alma.

 

  1. La potencia del Amor y la Aceptación del proceso del otro: durante los siguientes años tuve el privilegio de acompañar a personas en su proceso de curación, y fue maravilloso descubrir cómo es este proceso, porque no es algo que se aprende en la teoría sino en la práctica. En un comienzo los acompañaba desde mi conocimiento, y a pesar de que eran procesos transformadores para muchos de ellos, yo no me sentía cómodo conmigo mismo, y en especial porque me sentía responsable de lo que ellos lograban o no en su proceso de curación. Esto no distaba mucho de lo que yo sentía cuando estudiaba Medicina, al sentirme responsable de la curación de los pacientes. Pero a medida que fui practicando como terapeuta, descubrí que la clave para acompañar a las personas está en el amor. ¡Así es, en el amor! Pronto comprendí que mi rol no es el de curar a las personas, sino el de ser un puente de amor entre el cielo y la tierra, acompañándolas a entrar en su interior para que cada una de ellas haga su propio proceso de consciencia y evolución. Así mismo, comencé a aceptar que este es un proceso que cada uno es libre de hacer y que depende solo de él. Fue en este momento de mi práctica terapéutica que comencé a ver la magia en el proceso de las personas, al mismo tiempo que me liberé de la responsabilidad de su curación.

 

  • Tercera toma de consciencia: cada uno es responsable de su proceso de curación.

 

  • Tercer aprendizaje: la magia de la curación no está en el conocimiento, sino en el amor con el cual acompaño a las personas.

 

  • Tercer mensaje: la curación es un proceso que depende de cada persona, y por más que tú quieras, no puedes interferir en su proceso.

 

  1. La Respuesta: después de 3 años de venir haciéndome la pregunta “¿en dónde convergen la espiritualidad y la vida?”, finalmente llegó la respuesta. En ese momento estaba diseñando el curso-taller Misión, y la respuesta que me llegó es que la espiritualidad y la vida convergen en una sola palabra: en el “Amor”. Así que el alma nunca deja de responder tus preguntas, de hecho vives en un diálogo permanente con la divinidad que hay en ti. Por lo tanto, la pregunta no es si vas a encontrar respuestas, sino si estás dispuesto o no a escucharlas en tu interior.

 

  • Cuarta toma de consciencia: la espiritualidad y la vida convergen en el amor.

 

  • Cuarto aprendizaje: puedo confiar en mi alma y ella siempre va a responder mis preguntas.

 

  • Cuarto mensaje: el alma está en un diálogo permanente contigo mismo, y para escuchar la respuesta a las preguntas que haces, debes entrar en tu interior.

 

  1. Las Emociones: luego de haber recibido la respuesta me hice una nueva pregunta: “¿cómo podemos experimentar el amor?”. Y rápidamente comprendí por qué llevaba varios años ahondando en la escucha de las emociones, porque el amor se experimenta a través de las emociones, en otras palabras, sin emociones no hay cómo experimentar el amor aquí en la Tierra. Así que el amor y las emociones están en el centro tanto de la experiencia espiritual como de la experiencia humana.

 

  • Quinta toma de consciencia: el amor se experimenta a través de las emociones.

 

  • Quinto aprendizaje: las emociones me permiten recibir, sentir y compartir el amor con los demás.

 

  • Quinto mensaje: no hay emociones buenas y malas, solo permítete sentirlas y entrar en el fondo de ellas, porque ahí vas a descubrir el tesoro de encontrarte con tus conflictos y sanarlos desde el amor que tú eres.

 

  1. Nunca estás solo: una mañana de agosto del año 2017 escuché un mensaje en mi interior que me invitaba a hablar sobre el “Yo Soy”. Y para ser sincero, yo solo sabía que “Yo Soy” es una expresión espiritual con la cual Dios se identifica a si mismo. Así que animado por esta invitación, pero siendo consciente de que no sabía exactamente qué iba a hablar del “Yo Soy”, pedí ayuda a los seres de luz. Para sorpresa mía, a partir de ese momento comencé a tener una experiencia personal con varios de ellos, en especial el Maestro Jesús y los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel. Fue a través de este acompañamiento que me fui preparando día a día en este mensaje de amor, y poco a poco fui diseñando las herramientas que lanzaría en febrero del año 2018 como la Experiencia Yo Soy. Una de las grandes ilusiones que vivimos acá en la Tierra, es la sensación de que estamos separados de todo, de todos y de Dios. Y con frecuencia olvidamos que somos uno solo en la unidad del amor a la que pertenecemos, y que por lo tanto Dios no está fuera sino dentro de ti, que los demás no son diferentes a ti sino tu espejo, y que los seres de luz están siempre prestos al encuentro contigo.

 

  • Sexta toma de consciencia: nunca estamos solos ni separados de nada ni de nadie.

 

  • Sexto aprendizaje: los seres de luz siempre están disponibles cuando los necesito o quiero tener su guía.

 

  • Sexto mensaje: cuando te sientas solo, confundido, sin saber qué hacer, o sin saber qué decisión tomar, llama a los seres de luz para que te acompañen e iluminen con su amor y su sabiduría.

 

  1. El Libre Albedrío y el poder de elegir: una vez acepté la invitación a comunicar este mensaje de amor a través de la Experiencia Yo Soy, mi vida en general se ha transformado al igual que mi práctica terapéutica. ¿Y en dónde radica este cambio? En las decisiones que he tomado de manera consciente. En primer lugar, elegí hacerme cargo de mi vida y en especial de mi proceso de sanación. Durante varios años había intentado salir del sufrimiento y comenzar a vivir una vida plena, pero el camino que tomé no dio resultados. En ese momento creía que el camino era entrar en el fondo de mis conflictos, y a pesar de que lo hice, logré avanzar poco. Entonces comencé a preguntarme: “¿qué es lo que no me permite avanzar? ¿Existe otro camino que no sea a través del conflicto?” Y estas preguntas coincidieron con la invitación a hablar del “Yo Soy” y de todo el mensaje de amor que hay detrás de él. Esto me llevó a descubrir que existe otro camino para transformar la vida y encontrar la paz y la felicidad, siendo este camino el de elegir ser el amor que Yo Soy. Solo en el momento que yo comencé a ser consciente de quién soy yo y de quién elijo ser en cada pensamiento, en cada palabra y en cada acto que realizo, mi vida empezó a cambiar y por primera vez sentí que tenía un rol activo en este proceso, dejé de sentirme víctima y comencé a experimentar paz y momentos de felicidad que antes me costaba esfuerzo conseguir. Fue en este momento de mi proceso espiritual consciente que comprendí la importancia que tienen el libre albedrío y la elección de quienes queremos ser.

 

  • Séptima toma de consciencia: no puedo cambiar mientras no elija hacerlo.

 

  • Séptimo aprendizaje: el cambio no depende de nadie más que de mi.

 

  • Séptimo mensaje: la espiritualidad es un proceso a través del cual recuerdas quién eres realmente, y en el libre albedrío que tienes, tú y solo tú puedes elegir cómo vivirlo. Así que no esperes a que el mundo y los demás cambien, el cambio nace en ti y para ti.

 

  1. La Creación da vida a la experimentación: hasta ese momento de mi vida, no me había dado cuenta que soy yo quien creo todo lo que vivo, y que lo hago a través del pensamiento. Así mismo, recordé que la razón por la cual yo creo mi propia vida es para poder mirarme a través de ella y experimentar y recordar el amor que Yo Soy. Fue así como nacieron la Experiencia Yo Soy y mi nueva terapia de sanación, ambas orientadas en acompañar a las personas a recordar para qué eligieron desde su alma vivir lo que están viviendo.

 

  • Octava toma de consciencia: yo soy el creador de todo lo que vivo en esta experiencia humana.

 

  • Octavo aprendizaje: el proceso de creación es el que me permite mirarme a mi mismo y experimentar y recordar el amor que Yo Soy.

 

  • Octavo mensaje: eres tú quien crea todo lo que vives, así que te invito a que seas consciente de tu pensamiento, y cómo a través de él puedes atraer lo que temes o manifestar lo que deseas, porque el pensamiento es la chispa que enciende la creación.

 

  1. La Pasión y la Fuerza del Espíritu: en este último año desde que lancé la Experiencia Yo Soy, he comenzado a vivir la vida con mucha más pasión y he tomado consciencia de la fuerza de mi espíritu para llevar a cabo los procesos y los proyectos que hasta ahora me he propuesto.

 

  • Novena toma de consciencia: la pasión es la certeza que tengo de estar en el camino trazado por mi alma.

 

  • Noveno aprendizaje: en la fuerza del espíritu puedo lograr todo aquello que me proponga.

 

  • Noveno mensaje: es cuando vives en el ego que sientes que no puedes alcanzar tus sueños, porque desde el amor que eres, la fuerza de tu espíritu te permite lograr todo lo que te propones. En la fuerza del amor todo es posible y además es una certeza.

 

  1. La Misión desde el amor: en este momento de mi vida estoy viviendo mi Misión de una manera diferente, escuchando y acompañando a las personas a experimentar el amor de manera consciente en su vida cotidiana y recordando para qué están teniendo esta experiencia espiritual en la Tierra. Ahora que comprendo y acepto que cada uno elige experimentarse desde el plan que hace su alma, respeto su proceso y lo acompaño desde el amor que nos une.

 

  • Décima toma de consciencia: la Misión la puedo vivir desde el amor o desde el miedo, y solo yo elijo cómo hacerlo.

 

  • Décimo aprendizaje: la aceptación de mi proceso y del proceso de los demás está en el centro de la espiritualidad, y es clave para evitar mi sufrimiento y la interferencia en el proceso de los demás.

 

  • Décimo mensaje: a pesar de que en algunos momentos puedas sentir que no estás conectado con tu Misión, siempre lo estás, así que te invito a que tomes consciencia si la estás viviendo desde el miedo o desde el amor que tú eres.

 

  1. La Sanación: todo este camino recorrido me ha permitido tener una mayor claridad sobre lo que es la sanación, y en especial la mía en particular. Hoy soy consciente de quién soy yo y para qué estoy acá en la Tierra, cuál es mi Misión y cómo es vivir desde el amor incondicional. Esta, “Mi Sanación”, es la que hoy me motiva a compartir este mensaje contigo e invitarte a vivir este “Nuevo Despertar de la Consciencia”, recordando que eres amor y que en ese amor eres uno solo con la Tierra, con los otros reinos de vida que habitan en ella, y con las otras almas que se experimentan a través de esta experiencia humana.

 

  • Décima primera toma de consciencia: la sanación es una decisión y solo yo puedo dar ese paso para regresar al amor que Yo Soy.

 

  • Décimo primer aprendizaje: la sanación es el camino a través del cual yo recuerdo que soy amor, y la consciencia es el espejo que le permite a mi alma darse cuenta de ese amor.

 

  • Décimo primer mensaje: este “Nuevo Despertar de la Consciencia” es una gran oportunidad para regresar a nuestro interior, sanar nuestras heridas, experimentar el amor y recordar quiénes somos realmente. Una vez recuerdas que eres amor, puedes elegir expresar la divinidad que hay en ti y comenzar a vivir desde ese amor incondicional.

 

Por último, quizá ya hayas notado que este artículo tiene 11 páginas y que el número de experiencias de sanación que compartí contigo son 11. Esto no fue algo premeditado, es el número que he venido observando en el reloj, en la placa de los carros, en mis escritos y en muchos otros lugares. Y durante mucho tiempo me había preguntado qué significado tiene esto, y hasta hace relativamente poco comprendí que es la secuencia numérica que representa el mensaje de Dios a través del cual nos invita a vivir este “Nuevo Despertar de la Consciencia”.

 

En el amor que nos une te invito a abrir tu corazón para recordar quién eres y para qué estás viviendo esta experiencia humana, y así volver a la unidad con la Tierra, con los otros reinos de vida que habitan en ella y con las otras almas que se experimentan al igual que tú como seres humanos.

 

Gabriel Francisco

COMENTARIOS (12)

02 marzo 2019

Nelly Angel

Gracias por compartir esa experiencia maravillosa que es el AMOR 🙏🏻😍💕

02 marzo 2019

Gabriel Francisco

Gracias a ti Nelly por abrir tu corazón a esta Experiencia Yo Soy!

02 marzo 2019

Dina

Esta manera sensible y maravillosa que tienes para expresarte me invita a seguir aprendiendo de ti. Hay mucho más por aprender. Te busco para continuar. Un abrazo cariño

02 marzo 2019

Gabriel Francisco

Hola Dina, la espiritualidad es un proceso que no tiene fin porque el amor no tiene fin. Un abrazo!

02 marzo 2019

Martha Lucía Hurtado

Gracias Francisco por compartir tu historia, tu proceso, bendiciones y éxito en tu misión, espero encontrar la mía.

02 marzo 2019

Gabriel Francisco

Hola Martha Lucía, el día que dejes de buscar tu Misión te darás cuenta que estás en ella, en otras palabras, no hay manera de no estar viviéndola. La pregunta que te invito a que te hagas es si la estás viviendo desde el amor o desde el miedo, y en ese momento vas a recordar que tú eres quien elige el camino para vivirla. Un abrazo especial!

03 marzo 2019

Sandra Alexander

Hola Gabriel, este articulo que compartes es para uno de los mejores que he leído, siempre estoy en busca de ayudas personales para ser mejor con otros y mas feliz conmigo misma, no es claro para mi su explicación de las emociones, me encantaría que en algún momento hablara de las emociones que para mi son tan peligrosas escucharlas como obtener madurez para saberlas seleccionar, porque pueden llegar a perderte y errar en tus elecciones de vida. Acerca de el número 11 que usted menciona como llegaste a esa conclusión de el significado que menciona, a mi me pasa mucho con ese numero también. Gabriel gracias por compartir sus pensamientos conmigo... Sandra Alexander

03 marzo 2019

Gabriel Francisco

Hola Sandra, muchas gracias por haber leído mi artículo. Respecto a tu pregunta sobre las emociones, te diría que las emociones no son buenas o malas, simplemente hacen parte de nuestra vida y de nuestra experiencia humana. Sin emociones no hay cómo experimentar el amor, así que resultan muy valiosas en nuestro proceso espiritual. Desafortunadamente, durante mucho tiempo hemos estigmatizado las emociones e incluso las llegamos a clasificar como "positivas o negativas". De acuerdo a mi experiencia terapéutica y a mi proceso personal de sanación, te puedo decir que no hay emoción alguna que sea mala o negativa, porque es a través de la emoción que puedes darte cuenta realmente de quién eres. Un ejemplo para explicar mejor lo que te quiero decir: supón que tu alma quiere experimentar el perdón, ¿cómo podría ella hacerlo si no es experimentando situaciones en donde vas a sentir emociones como el odio, el rencor, la rabia o el resentimiento? Así que gracias a estas emociones es que tú tienes la oportunidad de darte cuenta que eres amor. El mensaje que te quiero dejar respecto a las emociones, es que contrario a lo que tú piensas las emociones no son peligrosas, lo peligroso es no escucharlas; las emociones no se seleccionan, son la expresión natural de tu ser y de tu experiencia humana; las emociones no llevan a perderte sino a encontrarte contigo misma; las emociones no te llevan a errar en tus elecciones, sino que te permiten elegir mejor desde el amor que tú eres. Respecto a la secuencia numérica 11, después de encontrarme con ella en diferentes momentos y lugares de mi vida cotidiana, sentí en mi interior que esta secuencia representa el "Nuevo Despertar de la Consciencia". Así que si tú también la estás viendo con frecuencia en tu vida cotidiana, es momento de aceptar la invitación a volver al amor que eres. Un abrazo!

03 marzo 2019

Sandra González

Gabriel, gracias por compartir tu experiencia. Yo era una de las personas que vivía en el miedo, no sabía cuál era mi misión, actuaba sin amor, y es necesario llegar a la crisis para recibir esa luz, a la enfermedad en mi caso, para darme cuenta de que Dios está y es el AMOR que recibo y doy. No me había dado cuenta de cuánta abundancia de amor tengo en mi entorno y en mi misma. Quiero mi misión desde el AMOR, y disfrutar mi vida, como antes no lo hacía. Gracias por tantas enseñanzas. Dios te siga bendiciendo y sigas acompañándonos en este nuevo despertar.❤️

04 marzo 2019

Gabriel Francisco

Hola Sandra, gracias a ti por compartir con nosotros tu experiencia de vida. Espero que disfrutes este camino de regreso a ti misma, en donde vas a descubrir quién eres y así poder vivir desde el amor incondicional. Un abrazo muy especial!

06 marzo 2019

Gloria Triviño

Gracias Francisco, espectacular conferencia! Gracias por compartir el proceso que te llevó desde la crisis a tomar conciencia de tu despertar y a descubrir que somos amor y que es el camino para lograr la sanación. Me encantó la técnica de la exposición, nos permite tomar distancia de tu historia personal y coleccionar los 11 pasos, enmarcados en el transcurso entre la toma de conciencia, el aprendizaje y el mensaje para compartir. Siempre nos motivas. Abrazos,

08 marzo 2019

Gabriel Francisco

Hola mi querida Gloria, como siempre es un placer para mi leer tus comentarios. A pesar de que cada uno tiene su propio proceso de sanación, de despertar y de hacer consciente el amor que es, estos 11 pasos pueden ser una motivación para seguir adelante en este proceso, con la confianza que lo que estás viviendo tiene un propósito así a veces no lo comprendas. Un abrazo de corazón a corazón!!!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te invito a que experimentes el amor en tu vida cotidiana, haciendo de esta Experiencia Yo Soy una forma de vida en donde reconoces el amor que eres a través de cada situación que vives.

Sígueme en:

Entradas recientes

El Regalo de ser Madre
La Muerte es una Ilusión
#NoJuzgar
Entrevista Programa «Café, Salud y Vida»

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Acompáñame y vivamos juntos esta Experiencia Yo Soy