La Enfermedad: una invitación para regresar al amor

Compartir

13 noviembre 2018/ 605 / 18

Te saludo desde mi corazón,

 

En algún punto de nuestra vida nos enfermamos y con frecuencia lo vivimos con rechazo, no solo por la molestia que nos genera la enfermedad sino por el miedo que nos produce el no comprender lo que hay detrás de ella. Este tema genera muchas preguntas, así que te propongo que abordemos las siguientes en este artículo: ¿Qué es la enfermedad? ¿Qué rol juegan las emociones en la enfermedad? ¿Qué es la sanación? ¿A qué nos invita la enfermedad a nivel espiritual?

 

Comencemos con la primera pregunta: ¿qué es la enfermedad? Para responder a esta pregunta, es necesario mencionar que existen múltiples enfoques sobre lo que es la salud y la enfermedad y mi propósito no es entrar en cada uno de ellos. Tampoco pretendo presentar “verdades absolutas”, sino hipótesis que pueden ser o no exploradas por ti. Desde la Descodificación Biológica, la enfermedad es un mensajero del cuerpo frente a un conflicto no resuelto y al mismo tiempo la solución de adaptación que encuentra el subconsciente para sobrevivir frente a este conflicto. En mi opinión, este enfoque le da un sentido diferente a la enfermedad y nos ofrece un nuevo camino para curarnos. Ahora, desde la perspectiva espiritual mi tesis es que la enfermedad es la invitación que nos hace el alma para regresar a nuestra esencia de amor. De esta manera, la enfermedad es una de las tantas ilusiones que creamos desde el juego del alma para experimentar y recordar que somos ese amor.

 

Uno de los temas que más me apasiona y que he venido explorando en estos últimos años es el de las emociones. Y hoy quiero agradecer a mi maestro y creador de la Descodificación Biológica, Christian Flèche, porque gran parte de mi conocimiento acerca de las emociones se lo debo a él. Fue gracias a él que comprendí que la emoción está en el centro de la experiencia humana. Cuando inicié mi estudio en Descodificación Biológica, comencé a hacerme una pregunta: “¿en dónde convergen la espiritualidad y la vida?” Y a pesar de que me hice esta pregunta durante muchos años, hasta hace relativamente poco me llegó la respuesta. La espiritualidad y la vida convergen en el amor. Es a través de la vida que experimentamos y recordamos que somos amor, siendo este último el motor de la espiritualidad. ¿Pero cómo podemos sentir el amor dentro de nosotros y cómo lo podemos compartir con los demás? ¡A través de las emociones! Este hallazgo me ha llevado a una exploración profunda y detallada de las emociones en el proceso espiritual. En este proceso de exploración, descubrí que es a través de las emociones que nos damos cuenta de quiénes somos realmente. Por ejemplo, ¿cómo puede el alma recordar que ella acepta el proceso del otro si no experimentamos la culpa? ¿O cómo puede recordar que ella es el perdón si no experimentamos el odio, el rencor y el resentimiento como emociones? Así que el amor y la emoción están en el centro tanto de la experiencia humana como espiritual. Como mencioné más arriba, la enfermedad es una de las tantas ilusiones que utiliza el alma para recordar el amor que somos. Así que ¿cuál rol juegan las emociones en la enfermedad? Desde la perspectiva biológica, la emoción es un primer mensajero del cuerpo cuando vivimos un conflicto al cual no le encontramos una solución. Pero como no solemos estar familiarizados con este lenguaje, con frecuencia no escuchamos lo que la emoción nos trae como mensaje. Por lo tanto, el cuerpo eventualmente recurre a otro mensajero para entregarnos el mensaje: la enfermedad. Dicho de otra manera, la emoción precede a la enfermedad. Es por esto que la expresión de las emociones resulta tan potente, porque al hacerlo se puede liberar el conflicto no resuelto que se encuentra guardado en el subconsciente. Desde la perspectiva espiritual, la emoción nos está mostrando por contraste lo que el alma está intentando experimentar a través de la enfermedad. Por ejemplo, una persona que a través de su enfermedad está experimentando un profundo miedo, incertidumbre e inseguridad, puede que su alma esté intentando recordar que ella es la “certeza y la confianza”, siendo ambas expresiones propias del amor. Así que las emociones tienen un sentido biológico y un sentido espiritual, y a pesar de que el cuerpo y el alma manejan lógicas diferentes, ambas se complementan y persiguen un solo fin: recordar que somos amor. Sin cuerpo no hay cómo experimentar el amor en esta experiencia humana y sin alma no tendría sentido experimentar la vida a través del cuerpo.

 

Durante el tiempo que he acompañado a las personas en su proceso de sanación, he descubierto que la enfermedad al igual que otros síntomas (ej. las crisis de vida, los problemas de pareja, las dificultades económicas, etc.) son ilusiones a través de las cuales el alma tiene la oportunidad de verse a si misma y recordar el amor que ella es. Así que detrás de una enfermedad no solo hay un mensaje del cuerpo y un intento de supervivencia, hay una oportunidad para experimentar el amor y recordar quiénes somos realmente. Esta observación me ha impulsado a hacer una diferenciación entre la curación y la sanación. Es mi opinión que la curación de una enfermedad puede ocurrir cuando la persona logra expresar sus emociones y encuentra el conflicto no resuelto que está guardado en el subconsciente. Y la sanación, diría yo, sucede cuando la persona regresa al amor que ella es. Por esta razón, es importante no solo expresar las emociones y encontrar el origen de los conflictos, sino dar un paso consciente hacia el amor que somos. Incluso, he visto personas que a pesar de no llegan a encontrar el conflicto en el subconsciente, eligen vivir desde el amor y encuentran la sanación. Así que una persona puede llegar a curarse y a sanarse con solo tomar la decisión de vivir desde el amor. Esta observación se apoya en el principio de que antes que cuerpo fuimos espíritu, así que nuestra esencia es espiritual. En otras palabras, el cuerpo responde al espíritu y a su juego de experimentación y recordación.

 

Ahora que hemos hablado acerca de la enfermedad y del rol que juegan las emociones en ella, ¿a qué nos invita la enfermedad a nivel espiritual? Como cualquier otra ilusión que vivimos, la enfermedad nos invita a darnos cuenta que no somos la ilusión sino que somos amor, siendo este el fin último de nuestra experiencia humana y espiritual. Así que si regresas al amor que eres, sales del conflicto y das un paso firme hacia la sanación.

 

En el amor que nos une, te invito a que “con ciencia” o “sin ciencia” tomes consciencia que la enfermedad es un camino para recordar el amor que eres.

 

Gabriel Francisco

COMENTARIOS (18)

14 noviembre 2018

Monica Alaix

Hermosa y cierta consideración.

14 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola Mónica, muchas gracias por tus palabras. Un abrazo!

14 noviembre 2018

Carolina Rodriguez

Excelente artículo, más cierto no puede ser. Gracias por compartirlo. Expresar nuestras emociones nos ayuda a no enfermarnos, ojalá ayude mucho porque llegar a nuestro subconsciente no es tan fácil.

14 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola Carolina, gracias a ti por leerlo. El día que comprendamos que el subconsciente es el amigo del alma y quien le ayuda a "orquestar" su juego para recordar el amor que ella es, vamos a dejar de verlo como algo misterioso, inalcanzable e indomable. Hoy te invito a que le agradezcas al subconsciente el permitirte recordar quién eres realmente. En el amor que nos une, saludo a tu divinidad que es una sola con la mía. Un abrazo!

14 noviembre 2018

Robert Ardila Rojas

Este escrito ha llegado a mi, en el justo momento; no es fácil, tampoco difícil, pero con la certeza de que es así, se logrará llegar al objetivo que tiene este artículo. Vivir bajo el amor.

14 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola Robert, gracias por tus sabias palabras. En el amor solo existe la certeza, así que has encontrado el camino para vivir en la realidad de quien eres realmente.

14 noviembre 2018

Isabel Morales

Me llega este artículo en un momento importante de mi vida. Mi corazón se agota y agita con facilidad. Es una situación difícil que entiendo debe dejarme un mensaje claro para trabajar en mi interior. Gracias por este campanazo de vida.

14 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola Isabel, en el amor infinito que eres tu corazón no puede agotarse ni agitarse. Es la ilusión la que te lleva a sentirlo de esa manera. Tu corazón es la conexión con tu dinivinidad y en él reposa la sabiduría que necesitas para seguir el camino en esta experiencia a la que llamas vida. En nombre del amor saludo a tu corazón y le recuerdo que él es la fuerza y la sabiduría infinita. Yo Soy el latido del universo, Yo Soy el Amor, Yo Soy!

14 noviembre 2018

Mario Medina

Me encanta la claridad con la que abordas el tema. Gracias por compartir siempre tus reflexiones, un abrazo grande y que Dios siga iluminándote.

14 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola mi querido Mario, muchas gracias por tus palabras y por tus deseos. Yo comparto esta información con mucho cariño, es la manera de recordar quien soy realmente y ser un espejo para muchos otros corazones. Un abrazo!

14 noviembre 2018

Nelly Angel

Me impactó el mensaje!! Lo estuve hablando con una amiga esa tarde y fue la respuesta para ambas desde el punto de vista de cada una...!! Gracias

14 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Con mucho gusto Nelly, un abrazo!

14 noviembre 2018

Gloria Triviño

Gracias Francisco, maravilloso escrito, es un tema que nos toca a todos, y que también nos conecta con los demás. Darnos cuenta de que la enfermedad es conflicto y solución, es algo alentador. Casi siempre lo miramos desde el conflicto. Y la invitación a que, regresando al amor, salimos del conflicto para llegar a la sanación, es algo muy alentador. Sé que el tema da para mucho, pero quisiera preguntarte lo siguiente: ¿La razón por la cual dices que la enfermedad es una ilusión obedece a que fuimos creados como seres perfectos y por tanto no hace parte de lo que llaman el patrón original? ¿Qué explicación biológica tiene la enfermedad que traen los niños desde el vientre materno, también obedece a emociones o son por la parte espiritual? Gracias por tu generosidad al compartirnos esta sabiduría.

15 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola Gloria, como siempre gracias por tus excelentes preguntas que aportan a este maravilloso tema. Respecto a la primera pregunta sobre por qué digo que la enfermedad es una ilusión, la respuesta es que para mi todo aquello que NO somos es una ilusión. En otras palabras, la enfermedad no es lo que nosotros somos y por lo tanto es una ilusión. Pero es gracias a esta ilusión que tenemos una oportunidad para recordar quienes SI somos, es decir, que somos amor. Por esto es que digo que la enfermedad es una invitación a través del cuerpo para que regresemos al amor que somos. En cuanto a tu segunda pregunta de por qué los niños desde el vientre materno pueden tener enfermedades, me permito responder bajo el enfoque biológico y bajo el enfoque espiritual. Desde el enfoque biológico, un niño que no ha nacido puede cargar memorias en su subconsciente y que vienen de otras vidas, de sus ancestros, o incluso de un conflicto vivido en el vientre de su madre y que por lo tanto se pueden expresar como una enfermedad antes de su nacimiento. Desde el enfoque espiritual, la enfermedad puede ser una de las tantas posibilidades en ese abanico definido por el alma (plan del alma) antes de encarnarse. Por lo tanto, la enfermedad que se expresa en un niño antes de nacer hace parte del plan a través del cual el alma se experimenta a sí misma y recuerda el amor que ella es. Espero haber respondido de manera clara tus preguntas. Un abrazo muy especial!

16 noviembre 2018

Clara

Excelente artículo como siempre, da mucho para pensar, aclarar y aceptar, gracias Gabrielito. Millón de abrazos.

16 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Hola mi querida Clara, gracias a ti por tomarte el tiempo para leer este artículo. Un abrazo!

16 noviembre 2018

Gloria Triviño

Gracias Francisco cada respuesta tuya expande mi conocimiento!! Abrazo,

16 noviembre 2018

Gabriel Francisco

Con mucho cariño Gloria!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te invito a que experimentes el amor en tu vida cotidiana, haciendo de esta Experiencia Yo Soy una forma de vida en donde reconoces el amor que eres a través de cada situación que vives.

Sígueme en:

Entradas recientes

El Regalo de ser Madre
La Muerte es una Ilusión
#NoJuzgar
Mi Sanación: una experiencia Yo Soy

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Acompáñame y vivamos juntos esta Experiencia Yo Soy